fbpx

Alta de autónomos (III)

Asesoría Rentasol
Alta de autónomos (II)
24 abril, 2019
Asesoría Rentasol
Alta de autónomos (IV)
6 mayo, 2019

Alta de autónomos (III)

Asesoría Rentasol

Se trata de una asesoria en malaga, especializada en autónomos, profesionales y PYMES.

En el post anterior…

En nuestro último post hablábamos acerca de la necesidad o no de darnos de alta en autónomos (RETA).

Por si alguno se despistó, volvemos a contestar que si quieres ejercer una actividad económica o profesional, es obligatorio darse de alta en IAE y también en el RETA.

Pero es cierto que hablamos de un vacío legal en cuanto a aquellas personas que realizan su actividad de forma esporádica y con unos ingresos tan bajos que no compensa el coste de la cuota de autónomos.

Es en estos casos en los que algunos se aventuran a darse de alta en IAE para poder facturar pero omiten el alta en el RETA amparándose en sentencias absolutorias.

Pero hoy vamos a hablar de una vía intermedia: las cooperativas de facturación.

¿Qué son las cooperativas de facturación?

Pues empecemos por el principio explicando que es una cooperativa de facturación o también llamadas cooperativas de trabajo colaborativo.

Se tratan de sociedades cooperativas donde los socios cooperativistas trabajan de forma común aportando distintos proyectos.

Es decir, en este caso, el trabajador autónomo se convierte en socio cooperativista aportando un capital inicial, en la mayoría de los casos ínfimos, por debajo de los 30€, y que además son recuperables parcialmente al cursar baja de la misma.

Pues bien, hace unos años se puso de moda este tipo de sociedades, algunas con lemas tan atrayentes como “factura sin darte de alta como autónomo”.

Este tipo de sociedades responden a una necesidad de la sociedad y es dar soporte legal a las facturas de artistas y diseñadores, principalmente, que realizan trabajos esporádicos y de poco montante, normalmente por debajo del salario mínimo interprofesional, de forma que se factura legalmente y además la sociedad cooperativa da de alta en el régimen general por los días en los que se desarrollaba la actividad.

¿Como se opera bajo una sociedad de trabajo cooperativo?

En realidad, la operativa es bien sencilla. Un diseñador, por ejemplo, recibe el encargo de realizar un sitio web. Por dicho trabajo acuerdan el pago total de 500€ y estima que le llevará unos tres días de trabajo.

En este ejemplo, el diseñador realiza el trabajo al mismo tiempo que informa a la sociedad del encargo recibido, así como los días en los que desarrollará el trabajo.

La sociedad emite una factura proforma por 500€ más IVA y se la envía al cliente a nombre de la sociedad. Además, procede al alta en el régimen general del socio cooperativista por los días que desarrollará la actividad. En realidad procede con el alta y con la baja.

Una vez abonada la factura por el cliente, la sociedad emite la factura definitiva y en un plazo coherente, unos cinco días aproximadamente, procede a realizar una liquidación al socio, donde de los 500€, minora el coste de la seguridad social y unos gastos de gestión.

Por lo tanto y resumiendo, la sociedad emite la factura y una vez cobrada líquida al socio.

¿Es legal este tipo de facturar?

A esta pregunta es difícil contestar puesto que durante muchos años la seguridad social considero esta forma de operar como legal, puesto que nunca negó ningún alta o baja de socio por los días que trabajaban.

Sin embargo, Inspección de trabajo de Valencia consideró a la principal sociedad de trabajo colaborativo como ilegal, entendiendo que dentro de sus filas se escondían socios que eludían el pago de autónomos. Y es posible que esto fuera verdad, ya que no existía limitación de facturación y por tanto podría haber socios que facturasen por encima del salario mínimo interprofesional, en cuyo caso estarían obligados a darse de alta en el RETA.

En la actualidad, tanto Inspección de trabajo de Valencia como la sociedad cooperativa se encuentran en un enredo legal ya que la sentencia no es firme y fue recurrida. Por lo que actualmente la sociedad cooperativa sigue operando, si bien es cierto que han aumentado sus controles para no incurrir en la situación de poseer socios que realmente deberían ser autónomos.

En conclusión

Las sociedades de trabajo colaborativo surgen de una necesidad de la sociedad en un intento de legalizar el trabajo de pequeños profesionales que por montante económico o por la habituabilidad de sus operaciones, no deberíamos considerarlos como autónomos.

También es una forma de evitar el trabajo en negro.

Actualmente no aconsejamos trabajar bajo estas figuras en tanto en cuanto existe una batalla legal que podría ocasionarnos graves sanciones.

En el próximo post…

En la próxima entrega hablaremos de las obligaciones administrativas y de la presentación de los modelos trimestrales.

Resumen
Alta de autónomos
Nombre artículo
Alta de autónomos
Descripción
En Asesoría Rentasol, asesoria malaga, abordamos los pasos para darnos de alta como autónomos. En este caso hablamos acerca de las Sociedades de Trabajo colaborativo (factura sin ser autónomo).
Autor
Publicado por
tugestorweb
Logo